Aleteia

Actor Eduardo Verastegui urged people to pray the rosary on Pentecost

EDUARDO VERASTEGUI
Movimiento Viva Mexico
Share

Through Instagram, Eduardo asked, “Dear family, I want to invite you to crown our Blessed Mother, the Virgin Mary, on May 31, the day of Pentecost.”

Actor and devoted Catholic Eduardo Verastegui took to social media to ask people around the world to pray the rosary for an end to the pandemic and for peace.
The co-founder of Metanoia Films, producer of the movies Bella and Little Boy, Verastegui used his social platform to pray the rosary on Pentecost.  He’s often talked of the importance of praying the rosary daily.
Earlier in May, Eduardo was surprised to find that over 10,000 people responded to his initial invitation to pray the Rosary on May 13. Over 200,00 people worldwide joined him in a “Rosary for the World” on social media.  Through Instagram, Eduardo urged,  “Dear family, I want to invite you to crown our Blessed Mother, the Virgin Mary, on May 31, the day of Pentecost. How? Together praying the Rosary for the World.”

¡Rosario por el mundo! 31 de Mayo, 2020. ¡Feliz día de Pentecostés!

Vídeo completo del ¡Rosario por el mundo! 31 de Mayo, 2020. ¡Feliz día de Pentecostés!www.movimientovivamexico.orgQuerida familia, buenas tardes. Los saludo con mucho cariño desde la ciudad de México. Bienvenidas y bienvenidos al Rincón Guadalupano, aquí en mi casa, que es su casa. Estamos trasmitiendo en vivo por medio de Facebook, Instagram, YouTube y Twitter.Quiero agradecer a todas las páginas que se han conectado y que nos hacen el favor de transmitir el rosario por el mundo. Estamos transmitiendo a través de la página del Episcopado Mexicano, a quien agradecemos por todo el apoyo y por invitar a todos los católicos a rezar este rosario. También, a través de la página del CELAM, el Consejo Episcopal Latinoamericano. Gracias por todo el apoyo al Cardenal Carlos Aguiar, a monseñor Rogelio Cabrera, monseñor Alfonso Miranda y a todos los obispos de México.Agradezco también al padre José Yair, a Janet Pedraza, a Alejandro Bermúdez, a Cáritas Mexicana, al Equipo de Apoyo de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Comunicación, por todo el apoyo brindado.Gracias al equipo que ha trabajado para hacer esto posible. Gracias a Tomás Córdoba, a Ferdinard Recio, a Laura González, Jasmín Gutiérrez, Francisco Castanedo, Verónica Toller. Gracias a Javier Castillo, Arturo Pérez, Raymond Castellón, Fernando Landeros, Román Costa, Gilberto García.Gracias a mi familia y a tantos amigos, por todo su apoyo y por sus oraciones.Quiero enviar un saludo con mucho cariño a todos los niños y niñas que se han sumado a esta celebración; gracias también a los jóvenes que están detrás de la pantalla con su rosario en mano, listos para empezar a rezar. Un saludo muy especial a todas las iniciativas que nos ayudaron para que esté rosario llegará a muchas cárceles en varios países, y así poder rezar juntos, Un agradecimiento muy especial va a todos los embajadores del Rosario por el Mundo que, desde sus rincones guadalupanos; hicieron un gran trabajo de promoción, muy creativo, para que este día se convirtiera en un día histórico, un día para recordar. HOY ES UN DÍA MUY ESPECIAL POR MUCHAS RAZONES Es domingo, día del Señor, y estamos celebrando el día de Pentecostés. Es el día en que recordamos y revivimos la efusión del Espíritu Santo sobre María, los Apóstoles y los demás discípulos reunidos en oración en el Cenáculo. Por el Espíritu Santo nos convertimos en testigos de Jesús en el mundo. En esta transmisión hay muchos obispos de diferentes partes del mundo. Aprovecho para mandarles un fuerte abrazo, y para agradecerles por haberse sumado al rezo del rosario. Ustedes son los apóstoles de nuestro tiempo. Pues, ¿qué mejor manera de celebrar Pentecostés que haciendo exactamente lo que hicieron los apóstoles acompañados de María santísima hace 2.000 años? Ellos estaban rezando y es justo lo que vamos a empezar hacer ahora. Así, pues, están los nuevos apóstoles, estamos los discípulos y está la Virgen María, que es la misma y permanece viva y se hace presente en este rosario. Así que vamos a empezar a rezar con nuestra Madre del Cielo.Hoy, 31 de mayo, termina el mes de María. Los invito a coronar a la Virgen de Guadalupe, cerrando este mes con un millón de Rosarios, que son rosas espirituales que hoy le vamos a entregar. Gracias por tanto, Virgen de Guadalupe, madre nuestra. Gracias por tu protección y por tu intercesión. Gracias por seguir diciéndonos lo que le dijiste a San Juan Diego: “Hijos, no se preocupen. ¿Acaso no estoy yo aquí, que soy su Madre? ¿No están por ventura en el cruce de mis brazos, en el hueco de mi manto? ¿Qué más necesitan?”INTENCIONES DE ESTE ROSARIOPor el fin de la pandemiaPor la paz en el mundoPor la unidad de las familiasPedimos también por la Iglesia católica y por la unidad de todos los cristianos.Y pedimos especialmente por el respeto a la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.Estoy convencido de que, con la gracia de Dios y la ayuda de la Virgen María, gran intercesora, a través del Santo Rosario y unidos en oración, vamos a terminar con esta pandemia. También, les quiero pedir a todos los que nos hemos reunido hoy a través de estas redes, que me acompañen en una petición que llevo muy dentro de mi corazón: quiero pedir por dos proyectos que, estoy convencido, harán mucho bien. Pido sus oraciones por el MOVIMIENTO VIVA MÉXICO y por la película Sound of Freedom, (Sonido de Libertad), que saldrá a finales de año y fue diseñada para que, junto con el trabajo de muchas organizaciones de todo el mundo, y con la ayuda de Dios, podamos erradicar la trata de menores.Dios nos ha creado para Él, estamos llamados a ser santos, todos y todas, no importa qué pasado tengamos, siempre podemos empezar de cero. Todo santo tuvo un pasado y todo pecador tiene un futuro en Dios. Alcanzar la santidad es posible, pero primero tenemos que saber que estamos llamados a alcanzarla y, una vez sabiendo, desearla y ponernos en manos de Dios. Porque no se alcanza por mérito propio, ya que somos instrumentos desafinados y rotos, pero Dios sabe componer melodías perfectas con instrumentos desafinados y rotos.Familia, esto es muy serio, nos estamos jugando la eternidad.Dios quiere que toda nos salvemos, pero tenemos que participar para que eso suceda. Hoy, día del Espírito Santo, reconozcamos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo y pidámosle que nos ayude a ser santos, por medio de una vida sacramental, una vida de oración, meditación, contemplación, servicio y ayuda a los demás. Espíritu Santo derrama tus dones y el fuego de tu amor en nosotros. Te pedimos por el don de ciencia, sabiduría, consejo, piedad, fortaleza, entendimiento, temor de Dios. Y sus DOCE FRUTOS: amor, alegría, paz, paciencia, longaminidad, benignidad, bondad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia, castidad. Y como en cada rosario, empezamos con la señal de la cruz.En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.Invoquemos AL ESPÍRITU SANTO Ven Espíritu Divino,manda tu luz desde el cielo,Padre amoroso del pobre;don en tus dones espléndido;luz que penetra las almas;fuente del mayor consuelo.Ven, dulce huésped del alma,descanso de nuestro esfuerzo,tregua en el duro trabajo,brisa en las horas de fuego,gozo que enjuga las lágrimasy reconforta en los duelos.Entra hasta el fondo del alma,divina luz y enriquécenos.Mira el vacío del hombresi Tú le faltas por dentro;mira el poder del pecadocuando no envías tu aliento.Riega la tierra en sequía,sana el corazón enfermo,lava las manchas, infundecalor de vida en el hielo,doma el espíritu indómito,guía al que tuerce el sendero.Reparte tus Siete Donessegún la fe de tus siervos.Por tu bondad y tu graciadale al esfuerzo su mérito;salva al que busca salvarsey danos tu gozo eterno.Quiero COMPARTIRLES algunos fragmentos de la invocación a la VIRGEN MARÍA que hizo ayer el Papa Francisco desde Roma: “Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, en la dramática situación actual, llena de sufrimientos y angustias que oprimen al mundo entero. Acudimos a ti, madre de Dios y madre nuestra, y buscamos refugio bajo tu protección. Oh Virgen María, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia de coronavirus, y consuela a los que se encuentran confundidos y lloran por la pérdida de sus seres queridos, a veces sepultados de un modo que hiere el alma. Permanece junto a quienes asisten, noche y día, a los enfermos, y a los sacerdotes que, con solicitud pastoral y compromiso evangélico, tratan de ayudar y sostener a todos.Sostiene a aquellos que están angustiados porque, para evitar el contagio, no pueden estar cerca de las personas enfermas. Infunde confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto.Madre de Dios y Madre nuestra, implora al Padre de Misericordia que esta dura prueba termine, y que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz.Protege a los médicos, a los enfermeros, al personal sanitario, a los voluntarios que en este periodo de emergencia combaten en primera línea y arriesgan sus vidas para salvar otras vidas. Concédeles fuerza, bondad y salud. Virgen Santa, ilumina las mentes de los hombres y mujeres de ciencia para que encuentren las soluciones adecuadas y se venza este virus.Asiste a los líderes de las naciones, para que actúen con sabiduría, diligencia y generosidad, socorriendo a los que carecen de lo necesario para vivir, planificando soluciones sociales y económicas de largo alcance y con un espíritu de solidaridad. Oh María, consuelo de los afligidos, abraza a todos tus hijos atribulados, y haz que el Padre Misericordioso intervenga con su mano todopoderosa para liberarnos de esta terrible pandemia, para que la vida pueda reanudar pacíficamente su curso normal con serenidad. Nos encomendamos a ti que brillas en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Que nuestra madre de Guadalupe nos acompañe. Amén.ACTO DE CONTRICIÓNSeñor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sos, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido.También me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén. CREDOCreo en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica,la comunión de los santos, el perdón de los pecados,la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.Padre nuestro.Rezamos ahora por el incremento de la 3 virtudes teologales en nuestro corazón: Fe, Esperanza y Caridad. (3 avemarías). PRIMER MISTERIO GLORIOSO: La resurrección del Señor. “Al amanecer del primer día de la semana, fueron María la Magdalena y la otra María a ver el sepulcro. Un ángel del Señor dijo a las mujeres: no teman, ya sé que buscan a Jesús, el crucificado. No está aquí. ¡Ha resucitado! Vengan a ver el sitio donde yacía y vayan deprisa a decir a sus discípulos: ha resucitado”.OREMOS EN ESTE MISTERIO POR los sacerdotes, consagrados y consagradas que han llevado los sacramentos y palabras de aliento y de consuelo a los enfermos. Recordamos especialmente a los que han fallecido, entregando su vida al servicio de la propia comunidad.Padre Nuestro.10 avemarías.Gloria. ¡Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente, a las más necesitadas de tu misericordia! Amén.Sagrado Corazón de Jesús, en vos confíoMaría, Madre de gracia, madre de misericordia, en la vida y en la muerte, ampáranos, gran Señora.SEGUNDO MISTERIO GLORIOSO: La ASCENSIÓN del Señor a los cielos.“Jesús dijo a sus discípulos: “sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”. Y después de hablarles, ascendió a los cielos y se sentó a la derecha de Dios”. OREMOS EN ESTE MISTERIO POR los militares, las fuerzas del orden, los bomberos y todos los voluntarios.Padre Nuestro.10 avemarías.Gloria. ¡Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente, a las más necesitadas de tu misericordia! Amén.Sagrado Corazón de Jesús, en vos confíoMaría, Madre de gracia, madre de misericordia, en la vida y en la muerte, ampáranos, gran Señora.TERCER MISTERIO GLORIOSO: La venida del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles. “De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde estaban los discípulos. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo”.OREMOS EN ESTE MISTERIO POR los sacerdotes, consagrados y consagradas que han llevado los sacramentos y palabras de consuelo a los enfermos. Recordamos especialmente a los que han fallecido, entregando su vida al servicio de la propia comunidad. Padre Nuestro.10 avemarías.Gloria. ¡Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente, a las más necesitadas de tu misericordia! Amén.Sagrado Corazón de Jesús, en vos confíoMaría, Madre de gracia, madre de misericordia, en la vida y en la muerte, ampáranos, gran Señora.CUARTO MISTERIO GLORIOSO: La asunción de María a los cielos. “María dijo: me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí”. OREMOS EN ESTE MISTERIO POR los que se han enfermado y los que han fallecido a causa del coronavirus. Y por las familias que han perdido a un ser querido en esta pandemia.Padre Nuestro.10 avemarías.Gloria. Oh, Jesús mío¡Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente, a las más necesitadas de tu misericordia! Amén.Sagrado Corazón de Jesús, en vos confíoMaría, Madre de gracia, madre de misericordia, en la vida y en la muerte, ampáranos, gran Señora. QUINTO MISTERIO GLORIOSO: La coronación de María como Reina y Señora de todo lo creado. “Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza. Y fue arrojado el gran dragón, la Serpiente antigua, el llamado diablo y satanás”.OREMOS EN ESTE MISTERIO POR los hermanos que han perdido su trabajo y por los más afectados por la crisis económica generada por el COVID19. Pidamos también para que nadie se quede solo en esta pandemia.Padre Nuestro.10 avemarías.Gloria. ¡Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente, a las más necesitadas de tu misericordia! Amén.Sagrado Corazón de Jesús, en vos confíoMaría, Madre de gracia, madre de misericordia, en la vida y en la muerte, ampáranos, gran Señora.Rezamos el "Salve Regina"Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh, clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Adre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas y divinas gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. Oramos por las intenciones del Papa (Padre Nuestro. Avemaría. Gloria).ORACIÓN A SAN MIGUELSan Miguel arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, ¡oh, príncipe de la milicia celestial!, con la fuerza que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.San José, ruega por nosotros San Juan Diego, ruega por nosotros Todos los santos, rogad por nosotrosLETANÍAS A LA VIRGENSeñor, ten piedad.Cristo, ten piedad.Señor, ten piedad.Cristo óyenos.Cristo escúchanos.Padre Celestial que eres Dios. Ten piedad de nosotros.Hijo que eres Dios. Ten piedad de nosotros.Espíritu Santo que eres Dios. Ten piedad de nosotros.Santísima Trinidad que eres un solo Dios. Ten piedad de nosotros.Santa María, ruega por nosotros. Santa madre de Dios.Santa virgen de las vírgenes.Madre de cristo.Madre de la iglesia.Madre de la divina gracia.Madre purísima.Madre castísima.Madre intacta.Madre incorrupta.Madre amable.Madre admirable.Madre del buen consejo.Madre del Creador.Madre del Salvador.Virgen prudentísima.Virgen digna de reverencia.Virgen digna de alabanza.Virgen poderosa.Virgen clemente.Virgen fiel.Espejo de justicia.Trono de sabiduría.Causa de nuestra alegría.Vaso espiritual.Vaso honorable.Vaso insigne de devoción.Rosa mística.Torre de David.Torre de marfil.Casa de oro.Arca de la alianza.Puerta del cielo.Estrella de la mañana.Salud de los enfermos.Refugio de los pecadores.Consuelo de los afligidos.Señora de todos los pueblos.Auxilio de los cristianos.Reina de los ángeles.Reina de los profetas.Reina de los patriarcas.Reina de los apóstoles.Reina de los mártires.Reina de los confesores.Reina de las vírgenes.Reina de todos los santos.Reina concebida sin pecado original.Reina elevada al cielo.Reina del santísimo rosario.Reina de las familias.Reina de México. Reina de la paz.Virgen de Fátima.Virgen del Pilar.Virgen de Lourdes.Virgen de Guadalupe.Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Perdónanos, Señor.Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Óyenos, Señor.Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo. Ten piedad y misericordia de nosotros.Ave María PurísimaSin pecado concebida.POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén………………Y para despedirnos de Nuestra Madre del Cielo, me gustaría invitarlos a todos a cantarle a nuestra virgen de Guadalupe el Salve Regina. Salve, Regina, mater misericordiae;vita, dulcedo et spes nostra, salve.Ad te clamamus, exsules, filii Evae.Ad te suspiramus, gementes et flentes,in hac lacrimarum valle.Eia ergo, Advocata nostra,illos tuos misericordes oculosad nos converte. Et Iesum, benedictum fructum ventris tui,nobis post hoc exsilium ostende.O clemens. O pia.O dulcis Virgo Maria.Muchas gracias por unirse al santo Rosario por el Mundo.Seguiré rezando el Rosario todos los días en vivo a la 1 pm, hora de la Ciudad de México. A los que puedan acompañarme, los espero c cada día, en vivo. Les mando un fuerte abrazo y que el manto sagrado de la Virgen de Guadalupe nos cubra hoy y siempre. Quisiera dejarlos unos segundos con nuestra Madre del Cielo, la Virgen de Guadalupe, a quien le pido que nos cubra con su manto y nos libre de todo mal.DIOS LOS BENDIGA, QUERIDA FAMILIA.FELIZ FIESTA DEL ESPÍRITU SANTO.

Geplaatst door Eduardo Verastegui op Zondag 31 mei 2020

 

Newsletter
Get Aleteia delivered to your inbox. Subscribe here.